Pilares de Liderazgo

Los Pilares de Liderazgo de WICT establecen las bases para todas las iniciativas de WICT Mujeres en Medios Latinoamérica. Estas sirven como nuestra brújula a lo largo del camino de desarrollo de liderazgo estratégico y efectivo. Impulsamos a nuestros miembros a guiarse por Los Pilares de WICT Mujeres en Medios Latinoamérica como una herramienta motivacional y las Secciones para mirar estos pilares como la base de sus ofertas de programas locales.

CONÓCETE y conoce lo que representas y hacia dónde te diriges.
Debemos entender quienes somos antes de poder decidir quién queremos ser. Haz un balance de tus fortalezas y debilidades, y comprende tus limitaciones. Establece metas realistas parati, teniendo en cuenta que un balance entre tu trabajo y la vida personal trae como resultados un líder saludable. Mantén tu propia moral, valores y ética, para que así puedas permanecer dentro de los estándares más altos que establezcas. Libera al líder que llevas dentro, al tomar el control de tu carrera y condñucela hacia la dirección precisa a la que deseas ir.

COMUNÍCATE con pasión y aplomo, por escrito y en persona.
Los comunicadores con mayores fortalezas hacen más que solo hablar. Aspira a ofrecer un discurso lo suficientemente poderoso como para inspirar a todo un auditorio o a plasmarlo en el papel de manera tal que los otros actúen a través del poder de tus palabras. Aprende a negociar con lógica y compasión para obtener resultados significativos. La habilidad de hacer todo esto te convertirá en un comunicador con convicción y pasión, cualidades que necesita un líder para tener éxito.

ESCUCHA más allá que con tus oídos. 
Esfuérzate por ser un oyente activo que procesa lo que le transmiten, y aprende de las personas más allá de sus palabras. Al escuchar con tu corazón, así como con tu cabeza, construirás relaciones duraderas que fortalecerán a tu equipo y ayudarás a las personas que se encuentran a tu alrededor a crecer a lo largo del camino.

CONÉCTATE con tus compañeros, tu industria y con todo a tu alrededor.
No puedes avanzar sin una comprensión profunda de tu red; de las personas con las que trabajas y la industria donde laboras. Sumérjete en la economía y las prácticas comerciales que afectan a tu compañía, tus clientes y tus colegas. Estate siempre atento. Estate alerta de tu competencia y gana terreno. Construye un sistema de apoyo para tí y para aquellos dentro de tu comunidad. Los grandes líderes se conectan y se mantienen conectados, utilizando cada onza de información disponible para su conveniencia.

SÉ UN CATALIZADOR y pon las ruedas del cambio en movimiento.
El progreso nunca se consigue si nos quedamos pasivos o si dependemos de las mismas ideas viejas. Como líder, debes empujar el desarrollo para transformar nuestra industria con conceptos innovadores que sean más grandes y mejores que ningún otro. Toma la iniciativa. Eleva los estándares. Exije calidad en todos los frentes y adopta la diversidad. Sobre todo, nunca aceptes menos respeto del que le ofreces a los demás, porque el cambio solo se puede arraigar si se fundamenta en el respeto.

NO TEMAS y confía en tus convicciones al tomar riesgos y traer a otros contigo.
Para ser un gran líder, mira al temor a los ojos y conviértelo en tu ventaja, de modo que lo dirijas hacia territorios inexplorados. Usa la adrenalina para seguir subiendo en la pirámide corporativa. No te rindas ni te retractes. Comprométate con tu visión y crea en ella por encima de todo. Otros sentirán tu convicción y desearán seguirte, sin miedo.

INSPIRA y otros te seguirán.
Reúne a tu alrededor a las personas que apoyan tu visión. Sé un(a) mentor(a), un(a) guía y modelo a seguir, alguien que aprende de lo que enseña. Ayuda a quienes te rodean a alcanzar todo su potencial con una mano amiga que pavimente el camino para líderes futuros. Sé dinámico y fuerte e inspirarás a otros a adoptar tu visión como el camino del que quieren ser parte y el que eligieron seguir.